Buscar

Compartiendo una historia: una madre desesperada se une a un médico de Hadassah y salva a su hija

Una madre soltera llegó al centro de refugiados con su hija de 9 años

Después de que comenzaran los bombardeos, solo tenían unas pocas horas para abandonar su ciudad natal de Dnipro (ex Dnipropetrovsk) en el centro-este de Ucrania.

Se fueron con tanta prisa que no pudieron conseguirle a la niña la medicación que necesita para su condición de fibrosis quística, una condición crónica complicada*. Pasaron 5 días en la carretera sin ningún tratamiento que pone en peligro la vida.

Esta madre desesperada y valiente tuvo que luchar para salvar a su hija del bombardeo y de su enfermedad. Tuvieron que evitar el bloqueo de carreteras para llegar a la frontera.

Después de días de viaje, llegaron al campo de refugiados de Przemysl, donde el equipo médico de Hadassah vio y trató al niño. A pesar de estar en estado grave, los médicos y enfermeras de Hadassah lograron salvar la vida de la niña.


* La fibrosis quística es una enfermedad genética progresiva que acorta la vida, que es una afección crónica y complicada que afecta a múltiples órganos del cuerpo. La atención multidisciplinar es fundamental para una atención óptima de esta compleja enfermedad.



32 visualizaciones0 comentarios